viernes, octubre 10, 2008

¿QUIÉNES SOIS? ¿QUIÉN ERES?

No suele uno esperar muchas cosas de la vida. Incluso tengo cierto espíritu de sacrificio que me hace anticipar esfuerzos a fondo perdido de resultados. Sin embargo, en el trabajo sedentario frente al ordenador uno va y viene con mucha frecuencia de la página que está tratando de escribir a otras cualesquiera que lo distraigan, lo aireen y lo dejen respirar. Y entre el correo electrónico, los periódicos y algunos blogs amigos, siempre se cuela alguna que otra visita diaria al propio blog. Como si por visitarme fuera a encontrarme una nueva entrada escrita por mí sin yo saberlo. Lo que espero es, más bien, que alguien me haya hecho algún comentario al último post... o al penúltimo o a cualquiera. Pero sé que no lo han hecho, porque hubiera recibido un e-mail, avisándome.

Aun así, me puede la curiosidad y, cuando entro, miro un contador de visitas que coloqué, más por comprobar si alguien me leía que por competir y conseguir altas marcas. El caso es que invariablemente, siempre que entro, el número de visitas por día excede en unas cuantas a las que me he hecho yo mismo, y me pregunto ¿quiénes serán, que no me dicen nada? ¿Será tal vez un único y fiel amigo que a lo largo de cada día entra una y otra vez, a ver si he actualizado? ¿O tal vez desconocidos que hayan llegado hasta aquí quién sabe cómo, pues no me consta que me tenga enlazado mucha gente?

Pero más que ninguna otra cosa, me sorprende que frecuentemente, cuando consulto mi blog, el apartado de "conectados actualmente" no sea uno, o sea yo, sino dos personas. Cómo me gustaría entonces saber quién es mi visitante, si es siempre el mismo (o misma, si se me permite fantasear), poderlo ver, saludarle, decirle algo, y que ella (o él, si no se me ha permitido la fantasía) se extendiera en elogios hacia mi persona virtual, la que él (o ella) quieran creer que soy.

Aunque, por otro lado, me dice la experiencia que la realidad será frustrante y prosaica. Que alguien que me conoce entra en el blog por ver si hay algo y vuelve a decepcionarse como cada día, y ya no me dice nada, porque ya me comentó... o porque no me sabe qué decir. Y que luego, por pereza o por si acaso, abre nuevas pestañas en internet para hacer otras consultas, y no sale de mi blog para luego, más tarde, ver si ese día sí, por fin, he escrito algo. Hoy se cumple tu sueño, amigo.

En todo caso, si eres esa hermosa mujer cautivada por mi ingenio y por mi prosa, que acude puntualmente a nuestra no fijada cita, te invito, como a espíritu de ouija, a que te manifiestes. Da un golpe en la mesa, mueve el botellín de agua mineral que tengo ahora mismo al lado de la pantalla del ordenador, háblame en morse si quieres y sabes (aunque no entenderé), pero dímelo: ¿Quién eres?

6 comentarios:

Sakura dijo...

Oye, pues es verdad que hay dos visitantes en línea.

Sakura dijo...

Por cierto, hablando de estadísticas de visitas. Otra de las ventajas (o desventajas, según se mire) de wordpress es que en las estadísticas no cuenta tus propias visitas.

Álvaro dijo...

¿Pero tú qué quieres, Sakura, que vea menos visitas todavía y me deprima más?

Sakura dijo...

Ya punté que podría ser tanto ventaja como desventaja.

Anónimo dijo...

Ya no puedo resistirme más.

Quería mantenerme en el anonimato, pero tras mucho tiempo de verte pasar y fingir poco interés... este post es la tentación irresitible, entro en tu blog como único atenuamiento de las largas noches que me paso pensando en tí, de las lentas horas en que no tengo tu presencia, te deseo, tanto, tanto... y ahora por fin puedo decirlo, gritarlo al cyberespacio! TE AMO!!

Fdo: Rafael, el portero de Globomedia

esttivalia dijo...

jajajaja... La tentación ha sido demasiado grande, como dice tu anónimo enamorado Rafael, para quedarme callada. Es la casualidad la que me hace estar aquí, una va y viene y pincha y ojea y de repente, como es novatilla, se encuentra con un blog que cuenta y entretiene y se queda, sonríe y se imagina cómo será quien hace sonreír así: alguien inteligente, sin duda, con gran sentido del humor y bastante crítico consigo mismo. Ha sido una liberación esta sutil declaracion de tenue enamoramiento, gracias, gracias y gracias jajajajajaa.
¡Amenazo con volver!